Tecnología para la inclusión

Un camión lleno de vida

Philips, OSDE y FUNDASAMIN capacitan a médicos, padres y docentes en la atención de recién nacidos en riesgo.

 

Los datos de Unicef dicen que la tendencia está en baja. Entre 2001 y 2010  la mortalidad infantil en Argentina descendió un 27%. Y sin duda, eso es una buena noticia.

 

Pero ¿quién puede olvidarse del caso de Luz Milagros? La beba había nacido el 3 de abril de2012 en Resistencia (Chaco) y los médicos la dieron por muerta. Pero su madre, Analía Boutet, la encontró viva 12 horas más tarde en la morgue del hospital.

 

Sus padres se dieron cuenta que respiraba cuando fueron a reconocerla en la morgue. Así de duro, así de real.

 

La familia, los médicos y todo el país hicieron lo humanamente posible, pero la beba nunca pudo superar sus daños neurológicos y falleció a los pocos meses.

Fotograma 2

Es primordial la atención de la salud de las mujeres jóvenes con embarazos para así lograr que se llegue a buen término. Y de eso depende la salud y la sobrevida de los bebés.

 

El último Indice de Salud y Bienestar elaborado por Philips Argentina casi el 30% de la población con menores ingresos considera que su salud no es buena.

 

Además el 40% sólo tiene la oportunidad de visitar al médico una vez cada 2 o 6 años y el 61% sufre de sobrepeso. Por último el factor más importante para el 96% de las personas que eligen un lugar en las ciudades es la calidad de los hospitales. No pueden decir lo mismo muchas personas que viven en pueblos.

 

Cuando los datos toman cuerpo y alma, ni una vida se puede perder por falta de recursos.

Fotograma 4

En nuestro país hay, según el último registro del Ministerio de Salud de la Nación la muerte materna es de una tasa 3,5 fallecimientos por cada 10.000 nacidos vivos.

 

El Estado debe proveer el servicio de salud, pero ante la necesidad y las escasez de recursos no importa de dónde viene la ayuda. Lo importante es que haya alguien con las herramientas necesarias para ayudar.

 

Para eso es indispensable la coordinación del estado, las organizaciones sociales y las empresas.

Fotograma 5

La tecnología puede servir para salvar o mejorar la calidad de vida y la responsabilidad social bien aplicada no es marketing, sino un compromiso social de la empresa con la sociedad de la que genera riquezas.

 

Con su programa M.A.M.I. (Móvil de Atención Materno Infantil), Philips y FUNDASAMIN (Fundación para la Salud Materno Infantil), con el apoyo de OSDE, recorre localidades de la provincia de Buenos Aires, de San Juan y de Formosa para capacitar a médicos, padres y docentes de jardines maternales en la atención de los recién nacidos en riesgo

 

Un ejemplo de cómo la tecnología puede aportar su granito de arena a mejorar el acceso a la salud, la lactancia materna y reanimación cardio- pulmonar neonatal para evitar la mortalidad infantil y colaborar con los “Objetivos de Desarrollo del Milenio” (ODM de la ONU-2000), orientados a reducir en dos tercios la mortalidad de los niños menores de 5 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *